El deseo de controlar todo puede arruinar hasta nuestras relaciones por eso es mejor que estés preparado para evitar este sentimiento tóxico.